Con motivo de la Alerta Sanitaria provocada por el Covid-19 le informamos que ante cualquier necesidad o URGENCIA puede contactar con OYECOST a través de nuestros teléfonos de atención.
#quedateencasa

Interior del oído

Protección Auditiva Adaptada en Oyecost Centros Auditivos

Cada situación ambiental en la que el ruido supera los niveles recomendados por la OMS requiere una protección auditiva adaptada.

La Audición debe cuidarse para que podamos disfrutar de nuestra Calidad de Vida a lo largo de toda nuestra existencia. Y la mejor forma de hacerlo es evitando los ambientes ruidosos, pero cuando no se pueda hacer esto debemos contar con protectores auditivos adaptados.

Existen situaciones con ambientes ruidosos que desgraciadamente no se pueden evitar como es, por ejemplo, el entorno laboral. Evidentemente no vamos a renunciar a desarrollar nuestra actividad laboral porque haya ruidos, pero lo que si que estamos obligados es a exigir a los empresarios que nos doten de las medidas de protección auditivas necesarias.

Es cierto que es del empresario del que debe emanar la decisión de conseguir que sus trabajadores desarrollen su actividad laboral en las mejores condiciones laborales, y tal y como recoje la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la prevención ante los ambientes ruidosos es obligatoria. Para ello se debe dotar a los trabajadores de EPIs (Equipos de Protección Individual) auditivos, conocidos coloquialmente como protectores auditivos cuando no se pueda evitar el nivel sonoro.

Estos Protectores Auditivos deben prevenir del ruido a los trabajadores, pero sin llegar a aislarlos ya que en ese caso estarían incomunicados y no podrían ser avisados ante cualquier incidencia. Por ello, y dependiendo de cada situación, se deben dotar a los protectores de unos filtros que son los encargados de atenuar los ruidos.

Existen otras situaciones ruidosas pero que tienen que ver con nuestra voluntad, como asistir a eventos, actuaciones, hobbies,... Para poner algún ejemplo podemos enumerar actividades potencialmente dañinas para nuestros oídos como son la participación o asistencia a actividades de motor, la participación en actividades relacionadas con la caza, los tiros y disparos, la asistencia a eventos musicales o locales cerrados en los que la música supera con creces los decibelios recomendados, etc.

Para todas estas situaciones existen Protectores Auditivos que se diseñan específicamente para cada uno de estos ambientes ruidosos. Lo ideal es que se fabriquen a la medida de cada persona que los va a portar y en función de la actividad para la que los va a emplear, es decir ADAPTADOS.

La fabricación, tanto como los materiales, han evolucionado de tal manera que son resistentes y cómodos por lo que son duraderos. También se trabaja el diseño para que de este modo resulten atractivos y totalmente personalizados.

Según como cuidemos nuestros oídos hoy será nuestra capacidad auditiva mañana, así que nunca es más cierto el refrán de "más vale prevenir que curar".